El Tribunal Supremo fija el valor de la deuda y no el del inmueble para la base del impuesto de transmisiones en una dación de pago

El Abogado Iñaki Iribarren García, del bufete Alberto Picón de Pamplona, nos indica cuál ha sido el criterio fijado para la liquidación del impuesto de transmisiones de las operaciones de dación en pago de las viviendas para cancelar la hipoteca.

El 20 de marzo de 2019 la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha fijado como doctrina que cuando se produce una dación en pago de un inmueble hipotecado al acreedor, algo muy habitual con la crisis, la base para computar el pago del gravamen del impuesto de transmisiones no sea la totalidad del valor del inmueble sino la deuda en el momento de realizar la dación.

El Tribunal Supremo lo declara en una sentencia que resuelve el recurso de casación presentado por la entidad Caixa frente a la sentencia del TSJM, donde se consideró correcta la liquidación del impuesto que se giró al banco.

La Sala concluye diciendo que:

«en una dación de pago de uno o varios inmuebles hipotecados al acreedor, la base imponible del impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos documentados, modalidad transmisiones patrimoniales onerosas, habrá de fijarse en función del importe de la deuda hipotecaria pendiente de amortizar que se extingue con la operación, cuando dicha deuda sea superior al valor real del bien o los bienes inmuebles que se transmiten».

Además, en la sentencia se señala que:

«El examen sosegado del artículo 10 TRITPAJD permite reparar en la circunstancia de que el criterio general para la determinación de la base imponible en transmisiones patrimoniales reside, efectivamente en el valor real del bien transmitido o del derecho que se constituye o ceda. Pero debe insistirse, una vez más, que la dación en pago no responde a una mera transmisión del bien inmueble, sino que tiene una finalidad extintiva de la carga hipotecaria que pesa sobre el deudor y que opera como contraprestación de la adjudicación de la finca al acreedor hipotecario».

A la vista de lo indicando, acaban concluyendo que el valor real de la operación de la dación en pago debe ser el importe de la deuda hipotecaria, que se extinguirá cuando sea mayor al valor del inmueble.

En el Bufete somos especialistas en varias ramas del derecho lideradas por especialistas dentro del grupo de letrados que conformamos el despacho, siendo unas de las áreas mas destacadas el derecho bancario y del consumidor, liderado por el letrado Iñaki Iribarren García.

Si están interesados en más información pueden visitarnos en la Página Web del Bufete, donde podrán conocernos y ver la metodología de trabajo, pudiendo informarse sin compromiso de nuestro servicio de Asesoramiento Jurídico y Defensa Judicial.

No duden en llamarnos al 948 171 093, para solicitar una cita.

Les recordamos que somos el primer despacho en conseguir en Navarra una sentencia favorable de acciones de banco popular por lo que es un buen momento si quiere reclamarlo. También puede contactarnos si todavía no ha reclamado la cláusula suelo de su hipoteca o los gastos de formalización, IRPH, y demás cláusulas abusivas.

Iñaki Iribarren García. Abogado MICAP 2327

Deja un comentario

Malcare WordPress Security