QUÉ ES LA MEDIACIÓN FAMILIAR

Últimamente hemos oído hablar mucho acerca de esta figura, y para saber más acerca de ella y de los beneficios de la misma, la abogada y mediadora profesional, Oihana Rebolé Allo, miembro de Bufete Alberto Picón, nos explica en este artículo qué es la mediación familiar y cuales son sus beneficios en los conflictos relacionados con la familia.

Desde hace unos años son varios y diferentes los ámbitos donde se aplica la mediación: sanitario, escolar, comunitaria, penal, familiar. En este artículo me centraré en las características y especialidades de la Mediación Familiar.

Seguramente si te encuentras en algún proceso de ruptura familiar, bien en trámites de divorcio, con un conflicto de pareja, o bien ya te has separado pero tienes dificultad a la hora de relacionarte y comunicarte con tu ex pareja, madre o padre de tus hijos, o incluso si quieres modificar las medidas que en su día se pactaron en un Convenio Regulador o se dictaron en la sentencia de divorcio o de medidas paternofiliales, en algún momento habrás escuchado la palabra Mediación.

Sin embargo, es probable que no te hayan explicado qué es, cómo funciona y para que sirve. Espero que con este artículo además puedas conocer cuales son los pasos y el procedimiento a seguir, o que alternativas existen. 

La Mediación es un método alternativo de resolución de conflictos voluntario basado en el diálogo y la escucha entre las partes que deciden participar en este proceso.

Es un espacio donde poder hablar, escucharse y comprenderse, donde las partes por sí mismas, de una forma cooperativa y constructiva buscan las soluciones más adecuadas y satisfactorias para poder poner fin al conflicto, sin que tenga que decidir una tercera persona, como por ejemplo un juez.

El proceso de mediación es voluntario, por lo que requiere que las dos partes quieran participar en el mismo, de no ser así no se podría iniciar un procedimiento de mediación.

En la mediación  se cuenta con  la intervención de una tercera persona, que es el mediador/a, quien  os va a guiar a las partes en la búsqueda de esa posible solución o acuerdo pero que no va a tomar decisiones por ellos, sino que vosotros seréis los que la tomareis, puesto que  nadie mejor que vosotros conoce vuestra realidad  y porque sois vosotros los que vais a vivir con las decisiones que alcancéis.

Aunque el mediador  no es quien toma las decisiones que se alcanzan en un acuerdo (si este se alcanza), es quien tiene responsabilidad sobre el proceso a través del cual se llega a ese acuerdo.

En el transcurso de la mediación es esencial el respeto mutuo y la buena fe, se gestionan las emociones, se trabaja la empatía, se aplica la escucha activa y se tienen en cuenta las necesidades de cada una de las partes. 

Estas son algunas de las claves para que los acuerdos sean sólidos, estables y duraderos y la comunicación pueda fluir entre las partes. 

 “No podemos resolver nuestros problemas con la misma forma de pensar que usábamos cuando los creamos”- Albert Einstein

Siguiendo lo que decía Albert Einstein recurrir a un servicio de Mediación Profesional de Familia, es una forma muy positiva de encontrar una solución a esas circunstancias personales tan difíciles para ambas partes.

Esperamos que este artículo te haya sido de interés y en caso de que quieras saber más acerca de nuestro servicio de Mediación, ponte en contacto con Oihana Rebolé Allo, la mediadora de Bufete Alberto Picón, y concierta una primera cita sin compromiso en nuestras oficinas, llamando al 948 17 10 93 o bien escribiendo a orebole@bufetepicon.com

Deja un comentario